“Mentalismo, hipnosis y neuromagia”

“Mentalismo, hipnosis y neuromagia”, un espectáculo para descubrir el increíble poder de nuestra mente

Espacio Fundación Telefónica
Centro Corporativo Ekopark – Torre 2, Planta Baja. (Av. Simón Bolívar y Vía a Nayón)
Facebook twitter

“Mentalismo, hipnosis y neuromagia”, un espectáculo para descubrir el increíble poder de nuestra mente

El principal ingrediente del show fue el humor, acompañado de experiencias sorprendentes. En el marco de la Semana de la Magia, el reconocido hipnotizador colombiano Erik Vallejo, demostró qué tan real puede llegar a ser la hipnosis con la participación del público, convirtiéndolo en protagonista del increíble poder de la mente y la imaginación.

Erik Vallejo con su estilo único y original, realizó diferentes pruebas para que, a través de un profundo estado de hipnosis, el público viviera experiencias únicas. El juego rápido de manos y palabras fueron suficientes para que los presentes en el show quedaran sorprendidos al no poder separar sus manos o cuando sus pies no se despegaban del suelo.

Previo a invitar a los asistentes voluntarios a la tarima, Erik Vallejo hizo una introducción a lo que es la neuromagia, o lo que es lo mismo, la magia puesta al servicio de la ciencia para entender cómo funciona el cerebro; y cómo el poder de la mente permite o no que una persona pueda ser hipnotizada.

“Para que la persona pueda ser hipnotizada hay requisitos: debe desear vivir la experiencia y debe concentrarse en mi voz”, indicó.

“Uno… los párpados le pesan… nota cómo poco a poco se le van cerrando los ojos…”, susurró suavemente su voz. Los voluntarios, por medio de la hipnosis, descubrieron el poder de su mente al lograr experimentar sensaciones nuevas, entre ellas, saborear un jugoso limón de dulce a amargo, y saltar desde un avión con paracaídas.

Daniela Pérez y Micaela Pérez, participaron en el espectáculo de Erik Vallejo y lo calificaron como un momento inolvidable.. Emocionada por la experiencia Daniela comentó que antes no creía en la hipnosis y que se divirtió siendo parte de los juegos y pruebas planteadas por el hipnotizador. “Él me dio un limón, yo sabía que era limón. Al momento que decía ahora está amargo, empecé a sentir la diferencia del sabor. De igual manera cuando decía está dulce”, dijo; mientras que su hermana Micaela Pérez se refirió como una experiencia diferente. “Fue algo único y nuevo para mí. Nunca me habían hipnotizado. Salgo feliz por el evento que nos brindó Espacio Fundación Telefónica”.

Con la hipnosis se puede ir mucho más allá. Se ha demostrado su eficacia para ayudar a las personas a controlar su ansiedad, depresión, fobias, tabaquismo -explicó Erik Vallejo- despidiéndose del público tras vivir una experiencia fantástica. “Si logro que las personas tengan experiencias distintas a lo real puedo transformar su vida”, afirmó.

Facebook twitter